Guías americanas recientes (2013): 2013 AHA/ACC guideline on lifestyle management to reduce cardiovascular risk: A report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines.



Nota del autor: uso y reproducción de los contenidos de este blog, GRATUITOS y bajo responsabilidad del lector. Al hacer uso de los contenidos, cita mi blog (ejemplo: "tomado del blog: jrminterna.blogspot.com: perlas clínica medicina interna, accedido el 17 de octubre de 2013). Visita nuestra publicidad (recuadros laterales o inferiores) para poder continuar ofreciendo GRATUITAMENTE nuestros contenidos.







Ésta guía revisa la evidencia de la relación entre patrones dietarios, ingesta de nutrientes, actividad física y enfermedad cardiovascular. 

Ofrece buena evidencia en relación a patrones dietarios como el mediterráneo o la dieta DASH (dietary approaches to Stop Hypertension)

¿Qué recomendaciones hacer a mis pacientes, a partir de ésta guía, para prevenir la enfermedad cardiovascular?

1. Consumir dieta rica en vegetales, frutas, granos enteros y lácteos bajos en grasa. Las fuentes de proteínas recomendadas, son las derivadas del pescado, las leguminosas y el pollo; fuentes recomendadas de grasas, incluyen los aceites vegetales y las nueces.

1a. Limitar el consumo de bebidas azucaradas y de carnes rojas

2. Ajustar la propia nutrición, a uno delos siguientes planes dietarios (mejor especificados en la pág 16 y 20 de la guía original): 
. DASH 

3. La dieta recomendada para disminuir LDL: patrón dietario que derive, solo el 5-6% de las calorías desde la grasa saturada, reduciendo el porcentaje de calorías ingeridas desde grasas "trans"

3a. El patrón dietario "mediterráneo", puede reducir presión arterial en 6-7/2-3mmHg. No se ha encontrado efecto consistente en disminución de LDL. 

3b. El patrón dietario "DASH", reduce presión arterial en 5-6/3mmHg. Reduce LDL en 11mg/dl sin efecto sustancial en triglicéridos!

3c. La guía recomienda reemplazar las grasas saturadas, por grasas mono o poli-insaturadas

4. La restricción de sodio es recomendable para disminuir la presión arterial: el máximo tolerable es 2400 mg/d, y si es posible, menos de 1500 mg/d; una reducción de la ingesta tan mínima como 1000 mg por día, reduce los eventos cardiovasculares, en al menos un 30%

4a. Aunque mucho se ha especulado en relación al papel del potasio (como ion con efecto independiente sobre la presión arterial), en la guía actual, no se relata evidencia contundente al respecto de su suplencia extra a la dieta. 

5. El patrón dietario DASH, disminuye presión arterial en un amplio rango de sub-grupos (tanto en hombres como en mujeres, afroamericanos y no afroamericanos, adultos y jóvenes, individuos hipertensos y no hipertensos)

6. Actividad física aeróbica, que incluye 3 a 4 sesiones/ semana, de una intensidad moderada a vigorosa, y de 40 minutos por sesión en promedio: es éste tipo de actividad el que impacta de forma favorable el colesterol LDL y no-HDL, así como la presión arterial.

6a. La actividad física aeróbica, reduce LDL entre 3-6 mg/dl, HDL en 6 mg/dl, sin efecto en nivel de triglicéridos. En cambio, la actividad física de resistencia, disminuye 6-9 mg/dl LDL y triglicéridos, sin efecto en TG.

6b. La actividad física aeróbica, reduce la presión arterial entre 2-5/1-4 mmHg

Espera próximamente: perlas clínicas de la nueva guía ATP4 de dislipidemias, manejo de la obesidad y otras impactantes guías de la AHA, RECIEN PUBLICADAS!!!


Consulte aquí, guías similares, previamente publicadas: 



Para citas médicas con el autor de éste blog, en Medellín-Colombia: 




Comentarios

Artículos populares

Guías CHEST 2016: 1. Abordaje terapéutico del paciente con trombosis venosa profunda y embolia pulmonar.

Guías americanas recientes (2013): ATP IV, 2013 ACC/AHA Guideline on the Treatment of Blood Cholesterol to Reduce Atherosclerotic Cardiovascular Risk in Adults: A Report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines.