Dislipidemias: guías de práctica clínica, 2017: ¿cómo se deberían tamizar los pacientes?


Julián Humberto Ramírez Urrea,
Internista, Hospital Universitario S Vicente Fundación
Profesor Asociado, Medicina Interna, Universidad de Antioquia
Magíster, Educación Superior en Salud, UdeA

Compilación: 
Sara Isabel Ramírez Urrea
Estudiante de Medicina, Universidad San Martín

Ficha técnica

Nombre de la guía (en inglés):  Guidelines for Management of Dyslipidemia and Prevention of Cardiovascular Disease

Referencia: Endocrine Practice Vol 23 (Suppl 2) April 2017

Autores principales:   diversos autores integrados en "American Association of Clinical Endocrinologists" y "American College of Endocrinology"

Enlace: http://journals.aace.com/doi/pdf/10.4158/EP171764.APPGL?code=aace-site


***


BEL: Better evidence level (Mejor Nivel de Evidencia)
·         La dislipidemia es un factor de riesgo primario mayor para la enfermedad cardiovascular ateroesclerótica y puede ser incluso un pre-requisito para esta morbilidad, ocurriendo antes que otros factores de riesgo importantes.

·         Esta guía de práctica clínica (GPC) es única, ya que apoya el uso de apolipoproteína B y/o concentración de las partículas de LDL para unir esfuerzos y alcanzar niveles efectivos de LDL-C, proporciona recomendaciones de cribado para individuos de diferentes edades e identifica problemas especiales para niños.

·         Las recomendaciones son designadas como grado A, B o C cuando hay evidencia científica disponible, o D cuando solo hay opinión de expertos o evidencia científica débil. Técnicamente, los mejores niveles de evidencia (BEL) siguen los grados de recomendaciones en el resumen ejecutivo. 1: Fuerte, 2: Intermedio, 3: Débil, 4: No evidencia. 

¿Cómo se deberían tamizar los pacientes para la detección de dislipidemia?
  • Identificar factores de riesgo que permitan la terapia personalizada y óptima para la dislipidemia. (Grado A, BEL 1). Ver Tabla No.1.

Tabla No.1

  • Según diversos estudios epidemiológicos, los pacientes con DM2 deberían ser clasificados, según el riesgo de enfermedad cardiovascular ateroesclerótica, así: alto, muy alto o extremo. (Grado B, BEL 3). Ver Tabla No. 2
Tabla No.2

  • Según diversos estudios epidemiológicos y estudios de cohorte prospectivos, los pacientes con DM1 de >15 años o con 2 o más factores de riesgo cardiovasculares mayores (albuminuria, enfermedad renal crónica 3/4, inicio de control intensivo >5 años después del diagnóstico, pobre control de HbA1C) o resistencia a la insulina con síndrome metabólico, deberían ser considerados como pacientes con riesgo equivalente a individuos con DM2. (Grado B, BEL 2)
  • El riesgo a 10 años de un evento coronario (alto, intermedio, bajo) debería ser determinado por medio de una evaluación detallada, usando uno o más de los siguientes instrumentos: 
  • Clasificación de riesgo de Reynolds (incluye PCR de alta sensibilidad (PCRhs) e historia familiar prematura de hipercolesterolemia heterocigótica familiar): http://www.reynoldsriskscore.org
  • Debe darse una atención especial a la evaluación del riesgo de enfermedad cardiovascular aterosclerótica en mujeres, determinando el riesgo a 10 años de un evento coronario usando el Score de riesgo de Reynolds o el Score de riesgo de Framingham.  (Grado C, BEL 4)
  • Cuando HDL-C >60 mg/dl, se debe restar un factor de riesgo del perfil de riesgo global del paciente.   
  • Incorporar una clasificación de triglicéridos elevados en las evaluaciones de riesgo para ayudar en las decisiones de tratamiento. (Grado B, BEL 2), Ver Tabla No.3


Tabla No.3


Tamización:

Adultos:
  • Adultos en edad media (Hombres 45-65 años, mujeres 55-65 años), sin factores de riesgo para enfermedad cardiovascular aterosclerótica: Tamización para dislipidemia cada 1-2 años. Se requiere una tamización más frecuente cuando hay presentes múltiples factores de riesgo para enfermedad cardiovascular aterosclerótica. (Grado A, BEL 1). 
  • La frecuencia de realización de perfil lipídico, debería ser basada en las circunstancias clínicas de cada paciente y en el criterio del médico tratante. 
  • En adultos mayores (>65 años) con 0-1 factores de riesgo de enfermedad cardiovascular aterosclerótica para dislipidemia, se recomienda la tamización anual. (Grado A, BEL 1) 
  • Los adultos mayores deben someterse a una evaluación lipídica si tienen múltiples factores de riesgo globales de enfermedad cardiovascular aterosclerótica (distintos a los de la edad). 
  • La tamización en los adultos mayores es basada en la edad y el riesgo, no en el sexo, por lo tanto, hombres y mujeres deben ser tamizados de la misma manera. 

Adolescentes:
  • Los adolescentes >16 años, deben ser tamizados cada 5 años. Para aquellos adolescentes con factores de riesgo para enfermedad aterosclerótica como sobrepeso/obesidad u otros componentes del síndrome de resistencia a la insulina o con historia familiar prematura de enfermedad cardiovascular aterosclerótica, la tamización debe ser más frecuente.

Continuará...



Recuerda unirte a nuestro grupo en Facebook para mantenerte al tanto de nuestras actualizaciones! Perlas Clínicas en Medicina Interna

Licencia Creative Commons
Perlas Clínicas por Julián Humberto Ramírez Urrea se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-Compartir Igual 4.0 Internacional.

Nota del autor: el uso y la reproducción de los contenidos de este blog, son GRATUITOS y bajo responsabilidad del lector. Al hacer uso de los contenidos, cita mi blog (ejemplo: "tomado del blog: jrminterna.blogspot.com: perlas clínicas medicina interna, accedido el 08 de octubre de 2017). Visita nuestra publicidad (recuadros laterales o inferiores) para poder continuar ofreciendo GRATUITAMENTE nuestros contenidos.



Comentarios

  1. Disponibles las últimas guías de dislipidemias. En este artículo: ¿cómo clasificar el riesgo cardiovascular de mis pacientes?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Artículos populares

Guías americanas recientes (2013): ATP IV, 2013 ACC/AHA Guideline on the Treatment of Blood Cholesterol to Reduce Atherosclerotic Cardiovascular Risk in Adults: A Report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines.

Guías CHEST 2016: 1. Abordaje terapéutico del paciente con trombosis venosa profunda y embolia pulmonar.

Guías IDSA 2014 para infecciones de tejidos blandos (parte 1)